calor radiante

calor radiante

Vestuario Especial Trabajos Calor Radiante

9 productos
   

Toda acción preventiva debe ir acompañada de la correspondiente evaluación de riesgos laborales. Lo primero siempre es saber a que nos enfrentamos.

En el caso particular de los riesgos térmicos, debemos considerar no solo los parámetros propios del ambiente térmico, sino también las características de la tarea a realizar y de los trabajadores que la realizarán.

Entonces atenderemos a los siguientes fundamentos:

1º.- Características del ambiente térmico

* temperatura del aire

* temperatura radiante media

* presión parcial del vapor de agua

* velocidad del viento

* tipos de peligros presentes en el medio a los que están expuestos los trabajadores: calor por convección, calor radiante, calor por contacto, exposición a las llamas o salpicaduras de metal fundido.

2º.- Características de los individuos expuestos y su actividad en el trabajo

3º.- Identificar la extensión de la protección necesaria

Con todos estos datos, podremos evaluar el nivel de riesgo al que se exponen los usuarios y poder definir los niveles de protección aplicables al nivel de riesgo evaluado.

EN ISO 11611 Ropa de protección para soldeo y técnicas conexas. Este tipo de ropa destinada a proteger al usuario contra pequeñas salpicaduras de metal fundido, breves contactos con llamas y el calor radiante generado por la soldadura.

EN ISO 11612 Ropas de protección para trabajadores expuestos al calor. La ropa certificada según esta norma está destinada a ofrecer protección frente a contactos limitados con llamas y frente a posibles exposiciones a calor radiante, calor convectivo o a calor por contacto y a salpicaduras de metal fundido. Capuces, cubrebotas y polainas también están cubiertos por esta norma como batas, buzos, chaquetas, delantales y pantalones